Animación y cultura

En la segunda sesión comenzamos como en la primera: retirando las sillas para poder tener un espacio en el que movernos y vernos unos/as a otros/as.

Las dinámicas que realizamos fueron las siguientes:

"Pasa la energía”

Como en la sesión anterior todas y todos nos enviamos la energía y, así, se comienza la clase con una actividad que crea las sonrisas en todas las personas participantes.

“Los globos mensajeros”


Esta dinámica consiste en hinchar un globo cada una/o de los/as participantes, y escribir en él un sueño que tengamos, una frase que solemos decir y una manía. Esta dinámica pertenece al Programa de Educación para la Participación. Una vez el globo está listo con lo escrito, teníamos que caminar por la clase con el globo, cuando el profesor daba la indicación, lanzábamos el globo al aire y cogíamos algún otro de forma aleatoria. Una vez leíamos el sueño, la frase y la manía, teníamos que adivinar quién podría ser el dueño/a. Esta dinámica tenía la finalidad de que, como somos un grupo grande y la mayoría no nos conocemos, sepamos un poco más de nuestros/as compañeros/as.


Una vez finalizadas las dinámicas descritas, pasamos a analizar el texto de José Mª Barrado, “La Animación Sociocultural, un esfuerzo de aclaración”, donde todas las personas participantes elegimos la frase que más nos había gustado y la comentábamos.

Una de las características de la Animación Sociocultural que más gustó fue:

“La Animación Sociocultural como proceso”, ya que uno de los objetivos es que las personas pasen de ser objeto a ser actores y creadores de su propia cultura y así, desarrollar sus propios valores. Para esto hay que fomentar:

  • La capacidad de analizar su situación como persona/colectivo.
  • La capacidad de organización que tienen para defender sus intereses.
  • La realización de acciones que transformen sus condiciones de vida y, a la vez, fomenten las relaciones sociales y humanas alternativas dentro del grupo.
Para la Animación Sociocultural son básicas la continuidad y la estabilidad.

Sobre la definición de Animación Sociocultural que más nos gusto fue la de Ezequiel Adder-Egg, que ve la Animación Sociocultural como “un conjunto de técnicas sociales basadas en una pedagogía participativa, en la que promover prácticas y actividades voluntarias que con la participación de las personas se desarrollan en un grupo o comunidad".


Antes de finalizar la clase reflexionamos sobre la visión cultura desde tres perspectivas diferentes. La primera es la humanista o ilustrada, que se refiere a los conocimientos adquiridos de tipo individual (cine, ciencia, literatura…). Por otro lado, está la perspectiva antropológica, es decir, todo el conjunto de costumbres que caracterizan un grupo o comunidad cargados de valores. Y finalmente, está el sector de actividades humanas y/o culturales, las cuales utilizan un contenido simbólico. Todas estas actividades generan una influencia en la sociedad, del mismo modo que la sociedad influye en la cultura.

Por tanto, cuando hablamos de animación hablamos de cultura, tanto desde la perspectiva antropológica como desde el de creación de actividades culturales, donde lo importante es la participación de las personas y no el ocio por ocio sin sentido alguno.

Además, existen dos posturas éticas ante la cultura, la conservadora, que cree que la tradición no se puede cambiar, y la transformadora, que entiende la cultura como un elemento modificable en función de los valores sociales existentes.

Finalmente y como conclusión, nosotras como profesionales del trabajo social podemos valernos de la animación sociocultural con la finalidad de que las personas participen mediante la reflexión entorno a su propia realidad, en la búsqueda del cambio y la transformación, animando a los y las participantes a que se auto-organicen.




Amparo Santiago, Desirée Santaya y Juliana Martínez

Comentarios

Entradas populares de este blog

1, 2, 3... Probando... Probando...

Teatro del oprimido

La cultura como elemento de compensación de la desigualdad