1, 2, 3... Probando... Probando...

¡Hola a todos! Somos Amparo, Desirée y Juliana, tres estudiantes de 4º de Trabajo Social con muchas ganas de compartir con vosotros todos los conocimientos que adquiramos en la asignatura Programas de animación sociocultural.

Nuestra primera sesión comenzó con la búsqueda de una clase en la que se pudieran mover las sillas. Cumplido el cometido, empezamos con dinámicas de presentación, somnolientas pero con buenas energías y descubriendo, poco a poco, en qué se basa la animación sociocultural.

El objetivo de las dinámicas de grupo era, principalmente, conocernos y romper el hielo, ya que muchos de nosotros no habíamos coincidido previamente. A su vez, éstas sirvieron para ayudarnos a activarnos física y mentalmente y afrontar con energía el resto de la jornada.

Las dinámicas realizadas fueron las siguientes:

“Pasa la energía”


Los participantes forman un círculo y un voluntario, o voluntaria, fija la mirada en otra persona del grupo para pasarle “la energía”, ésta persona mira fijamente a otra y así sucesivamente.

Una vez entendido el funcionamiento del juego, se añade una segunda variable, el bloqueo. En este caso, la persona receptora, puede decidir declinar la energía formando un escudo con las manos y devolvérsela, de esta forma, al emisor.

Como última variable, se incluye una palabra clave: “supercalifragilisticoespialidoso” que, usada por el emisor, hace cambiar de posición a todos/as los/las participantes.

“Nombre, afición, gesto y sonido"


Por orden y, continuando el grupo en círculo, cada participante dice su nombre y una afición acompañada de un gesto y un sonido en concordancia. Una vez finalizada la ronda, tratamos de recordar los nombres, aficiones, gestos y sonidos de cada uno/a de nuestros/as compañeros/as.

“El bingo humano”


Se entrega una hoja de bingo como la de la imagen a cada uno de los participantes para que encuentren entre sus compañeros/as a personas que cumplan las características indicadas. Sólo se puede apuntar el nombre del compañero/a una vez. La dinámica finaliza cuando alguien cante bingo, es decir, cuando complete todas las casillas con los nombres de sus compañeros/as.

“Debatiendo sobre la definición de animación sociocultural” 

Se le proporciona a cada uno de los alumnos un papel que contiene diferentes definiciones de animación sociocultural. Por parejas, se debate sobre qué concepto se considera más adecuado y por qué, después se dialoga en grupos de cuatro y, por último, se ponen en común las conclusiones con el resto del alumnado.
Por ejemplo, nuestro grupo seleccionó la definición de la UNESCO como la más apropiada. Dice así:

La animación sociocultural se puede definir como el conjunto de prácticas sociales que tienen como finalidad estimular la iniciativa y la participación de las comunidades en el proceso de su propio desarrollo y en la dinámica global de la vida sociopolítica en la que están integrados. UNESCO (1982).

Durante la puesta en común, nos dimos cuenta de que a lo largo de cada una de las definiciones de animación sociocultural revisadas en clase, se repetía un concepto clave: la participación. Con ello, llegamos a la conclusión de que es una de las bases fundamentales de la animación sociocultural y que sin ella la intervención no sería posible.

Con la participación se promueve la cultura y la creatividad, así como se fomenta un espacio donde las personas se relacionan colaborando entre ellas, donde, juntas, tratan de transformar la realidad. A través de la participación, la cultura ejerce como mediadora entre los ciudadanos/as y, con el desarrollo de actividades, las personas crean vínculos entre ellas impulsando la comunicación y la colaboración entre el resto de integrantes de la comunidad.

En conclusión, la participación es primordial para la integración social de las personas porque les ayuda, desde la solidaridad, el compromiso y el respeto, a encontrar su lugar en la sociedad.


Amparo Santiago, Desirée Santaya y Juliana Martínez

Comentarios

Entradas populares de este blog

Teatro del oprimido

La cultura como elemento de compensación de la desigualdad