Poemas y emociones

En la décima sesión iniciamos con una dinámica grupal nueva, “Bombón pibón”.



“Bombón pibón”



Formamos un círculo y en el centro se sitúa un/a compañero/a que tiene que señalar a alguien al azar y mientras dice “bombón pibón”, la persona señalada, antes de que la otra termine la frase, tiene que contestar “pibón”, sino pierde el duelo y pasa a ocupar el centro del círculo. Si la persona del centro dice “pibón”, la persona señalada se debe quedar estática, si contesta “pibón”, pierde y pasa al medio. Si dice “avión” la persona señalada simula que es el motor y las dos consecutivas -las situadas a su izquierda y su derecha- representan las alas. El/la que falle pasa al centro.

Se añaden dos elementos más, “James Bond” y “Kebab”. En el “James Bond”, la persona señalada hace de espía y las de los lados se desmayan con su presencia. Con el “Kebab” la persona del centro gira sobre su propio eje y mientras las de los lados le abanican. Como en el caso anterior, la persona que se equivoque pasa a ocupar el centro del círculo.

Es un juego rápido y divertido, nos lo pasamos muy bien con él 😃

“Caminando entre versos”

Después, hicimos la actividad “Caminando por niveles”. Entretanto, Carles esparció por el suelo unos poemas, nosotros teníamos que leerlos mientras caminábamos.



Teníamos que elegir el que más nos gustase y leerlo en voz baja. Cuando pasábamos por un punto en específico, situado en el centro de la clase, leíamos en voz alta la parte en la que te hubieras quedado en ese momento. Más tarde, debíamos leer el poema interpretando una emoción (alegría, nostalgia…).

En nuestro grupo escogimos los siguientes poemas:

Júlia Zabala:
La teua paraula és la meua llibertat.
Quan trobe un paper
et fique dins per tal de fugir
del meu tros d'ànima.
La teua paraula em fa lliure.
I porte una estona pensant
que he perdut el
pensament.
Per la teua paraula.
Fes-me esclava perquè
puga tornar a volar.


No, és millor que em parles.


Teresa Pascual:
Soltar la corda,
precisar cada nuc,
assegurar
des de la part de dins
el lloc on som,
escriure.

Eduardo Galeano:
La utopía está en el horizonte, me acerco dos pasos,
ella se aleja dos pasos.

Camino diez pasos y el horizonte se corre diez pasos más allá.
Por mucho que camine, nunca la alcanzaré.
¿Para qué sirve la utopía? Para eso sirve: para caminar.


“Poeta a domicilio”


15 personas voluntarias se sientan en círculo y cierran los ojos, detrás de cada una de ellas, se sitúa un/a compañero/a y, con contacto físico, le recita su poema preferido de la actividad anterior. Los “poetas” van rotando hasta recitar a todos los/las compañeros/as que están sentados. Luego, las tornas cambian y la persona que estaba sentada pasa a recitar y viceversa. Al finalizar, compartimos con todos y todas la experiencia.
Para agradecerle a Noemí su presencia en las clases estos días, decidimos organizar un desayuno valenciano con horchata, zumo de naranja y magdalenas valencianas. Al mismo tiempo, Carles, nos informó acerca de los ámbitos de la animación sociocultural.



La actividad que se ha realizado en clase de “Poetas a domicilio”, nos ha permitido a todos/as los/as participantes ver la belleza que tienen las palabras, escucharlas y sentirlas creando una sensación en cada uno/a de nosotros/as. Cada poema suele relatar una emoción o sentimiento, pero está en la persona que la recita, transmitir o no ese mensaje.

Cuando comentamos que habíamos sentido o que nos había parecido la dinámica, la mayoría de los/as participantes llegamos a la conclusión, que no sentíamos la misma cercanía con quienes recitaban, cuando identificamos la voz de alguien cercano solíamos escuchar más atentamente. Al igual que quien recitaba a una persona conocida o cercana, se sentía con más confianza de quizá utilizar ciertos tonos de voz o darle cierta melodía al poema, para poder hacer llegar con más  facilidad a la persona que está escuchando.

Sentimos, vivimos emociones, recibimos y transmitimos ciertos valores que, como grupo, nos hizo estar más cercanos.

“La poesía despierta los sentidos mediante las palabras y la creación de belleza en el lenguaje, y también cultiva la imaginación y la memoria. Es toda una realización de las facultades corporales y anímicas del ser humano. Porque la forma de cuanto se dice o escribe es tan importante como el sentido o el “mensaje”.Tanella Boni

Amparo Santiago, Desirée Santaya y Juliana Martínez

Comentarios

Entradas populares de este blog

1, 2, 3... Probando... Probando...

Teatro del oprimido

La cultura como elemento de compensación de la desigualdad