Dinámicas grupales y otros menesteres

Cuando llegamos al aula, Carles, nos informa de la presencia de Noemí, una alumna mexicana de doctorado de Pedagogía que estará con nosotros/as durante el transcurso de la clase.

Comenzamos la 5ª sesión con la ya conocida “Pasa la energía”, una vez roto el hielo, continuamos con “Això què és?”:

"¿Esto qué es?/Això què és?"

Posicionados en círculo, debemos pasar un objeto -en este caso unas llaves- por parejas y mediante el siguiente diálogo:
-Això és un tip.
-Un què?
-Un tip.
-Un què?
-Un tip.
-Ah! Un tip.


Se añade una segunda variante, que simultáneamente y, en sentido contrario, pasa otro objeto con el siguiente diálogo:
-Això es un tap.
-Un què?
-Un tap.
-Un què?
-Un tap.
-Ah! Un tap.


Lo importante de esta dinámica es conseguir la atención de los participantes para que logren mirar y reconocer al resto de compañeros y compañeras.

"¡Caminando 1,2,3!"

Se aprovecha el espacio disponible para caminar sin chocarse, como si estuviéramos solos/as. Cuando Carles, dice 2, tenemos que caminar en pareja con la persona más cercana que tengamos. Cuando dice 3, caminamos en tríos.

"Espías por un día" 

Siguiendo con el paseo, buscamos entre el resto de compañeros y compañeras, una persona a la que tendremos que espiar sin que se de cuenta. Después, cambia la dinámica y tenemos que espiar a otro/a compañero/a más, mientras, caminamos tratando de no deshacer el triángulo espía.

¡Ey, taxi!

Siguiendo la línea de la dinámica anterior, andamos por la clase esperando la señal de Carles. Cuando dice 1 gritamos: “ey, taxi”, cuando dice 2 “jo no he sigut”, 3 “xe corre”, 4 “me gustan los helados” y, por último, 5 “tengo sueño”. Las frases se acompañan de un gesto -siempre el mismo- en concordancia.

En esta sesión, continuamos con la introducción al teatro de la opresión, primero con la actividad “Sigue la mano”, que está explicada en la entrada de “Teatro del oprimido” y después con más dinámicas relacionadas que vamos a desarrollar a continuación:

"Reflejos"

Por parejas y con música de fondo, tratamos de imitar los movimientos de nuestro/a compañero/a. Después se intercambian los papeles y la persona que imitó, pasa a ser la imitada.

A través de esta actividad se trabaja la intimidad y el entendimiento con el resto.

"Esculturas vivientes"

Por grupos, realizamos una escultura viviente en relación al concepto de “opresión”. Durante la exposición de la escultura grupal, los/las compañeros/as que la están observando, pueden pedirle a la persona que más les haya llamado la atención que haga un monólogo sobre las sensaciones y sentimientos que le sugieren su papel dentro de la escultura. Después de esto, el público puede salir al escenario a modificar la escultura para que deje de mostrar una imagen opresiva. Este punto es importante porque debemos trabajar desde un prisma transformador capaz de otorgar soluciones.

Para finalizar se añade una nueva variante, los personajes piensan un sentimiento que les suscite su papel y lo van repitiendo en voz alta de forma continuada, primero todos juntos, de menor a mayor intensidad sonora y, más tarde, por roles. Esto le otorga fuerza a la imagen y logra que el concepto representado tenga más impacto.


Concluimos la sesión con una reflexión acerca de la opresión, por una parte divagamos sobre la dicotomía entre el aislamiento social y la colectividad de los grupos oprimidos y, por otra, sobre la pirámide de la opresión y el cómo una persona puede ser, a su vez, opresora y oprimida en función de los diferentes estratos sociales.


Hemos estado aprendiendo durante las sesiones, que el arte es una de las mejores herramientas para poder trabajar distintos temas y aspectos de la realidad social. En sí mismo, el arte es abstracto, subjetivo, con distintos significados en función de quién lo observa y/o escucha y en función de quien lo realiza y/o interpreta. Singular en la propia idea que le damos como sujetos que se basan en experiencias personales y, al mismo tiempo, plural en cómo lo abordamos como colectivo que se une para llegar a un fin.

Por esto, dejamos este vídeo de una muestra de arte distinto al que hicimos en clase, con una misma idea a representar, la opresión y la libertad: 


Amparo Santiago, Desirée Santaya y Juliana Martínez

Comentarios

Entradas populares de este blog

1, 2, 3... Probando... Probando...

Teatro del oprimido

La cultura como elemento de compensación de la desigualdad